Ruta al pico El Cornón (Somiedo) [13-07-07] 1ª Parte

Started by Santos, 23 de October de 2007, 13:51:05

Previous topic - Next topic

Santos

Fecha:   13- julio-2.007
Tipo de ruta: de ida y vuelta (P.R. AS-10)
Distancia:   8,8 km. aprox. (ida)
Tiempo empleado (trayecto de ida):  2 h. y 37 min.
Desnivel máximo:  698 metros

Mapa del trazado de la ruta.


* El inicio de la ruta se sitúa en el pueblo de Santa María del Puerto (Somiedo), donde  en la margen izquierda de la carretera ya podremos ver el edificio del Hotel-Restaurante El Coronel, cuyo nombre recuerda el apodo de un influyente personaje entre los vaqueiros de fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX; lugar donde podremos aparcar el coche para iniciar la ruta. Cruzamos la carretera y veremos el panel informativo de la "Ruta El Cornón. P.R. AS-10", por donde nos adentramos entre las casas del pueblo
6.-   Panorámica de Santa María del Puerto (Somiedo).


7.-   Panel informativo de la "Ruta El Cornón.  P.R. AS-10", ubicado en Santa María del Puerto (Somiedo), al borde mismo de la carretera, y casi enfrente del Hotel-Restaurante El Coronel.


11.-   Santa María del Puerto (Somiedo).


16.-   Santa María del Puerto (Somiedo).


* Santa María del Puerto (1.490 metros) es un típico pueblo de montaña, que encierra bellezas que hay que saber descubrir. Es un puerto de vaqueiros de alzada, que residían  en él durante los meses de verano, para, cuando llegaban los meses de invierno trasladarse con su ganado a otros lugares más templados de la región asturiana. Esta peculiar trashumancia denominada "alzada", ha caracterizado durante siglos a este grupo humano, de fuerte personalidad, que se refleja en muchos aspectos, entre los que destaca un rico folclore. Sin embargo, hoy en día es un moderno pueblo que posee una buena hostelería, casas restauradas y  una iglesia que está dedicada a Santa María.

* En Santa María del Puerto pervivió hasta aproximadamente mediados de los ochenta, una institución peculiar denominada "el vecindeiru". Los habitantes residían oficialmente en el pueblo desde el 15 de mayo al 15 de noviembre de cada año, aún cuando muchos de ellos adelantaban o retrasaban  su traslado en función de las condiciones climáticas. Así algunas familias ya subían incluso en el mes de marzo con sus ganados y utensilios domésticos, tras pasar el invierno en los concejos de Belmonte, Salas y Grado principalmente, o en otros municipios donde tuvieran propiedades. Pero era preciso que durante la temporada invernal alguien quedara en el alto y frío Santa María del Puertu para cuidar las casas y pertenencias.
   A este efecto, antes de la festividad de San Pedro se sacaba a subasta esa función, que tenía carácter remunerado, para adjudicarle al mejor postor. Al principio era costumbre que se quedaran dos personas de diferentes familias, pero más adelante la norma permitió que fueran dos personas del mismo núcleo familiar. La subasta de adjudicación se efectuaba antes de la festividad de San Pedro, al objeto de que los que resultaren favorecidos tuvieran tiempo a preparar su casa, ganados y alimentos para que  cuando llegara el invierno tuvieran cubiertas las necesidades más perentorias para permanecer aislados esa temporada.
   Se les conocía con el nombre de "vecindeiros" y tenían la obligación  durante el tiempo que permanecían como únicos habitantes de El Puertu, de recorrer diariamente el pueblo para ver si todas las casas permanecían cerradas o si había alguna anormalidad. Debían también tocar las campanas de la iglesia diariamente, por la mañana, a mediodía y por la tarde, con objeto de que si algún viajero, por necesidad o por gusto, se aventurase por aquellos parajes, pudiera orientarse si esta perdido. La  pérdida era fácil, teniendo en cuenta que la nieve borra toda señal de caminos durante esa época del año, así como también por la niebla, muy frecuente. Los "vecindeiros" estaban también obligados a dar cobijo a los transeúntes que llegaban al pueblo si solicitaban posada, así como a acompañarles cuando reiniciaban el viaje, haciéndolo hasta el lugar en que el viajero llegara a terreno conocido y pudiera dirigirse por sus propios medios al punto de destino.
   Como se puede ver e imaginar, esta no era una tarea cómoda ni agradable, por lo que la figura del "vecindeiru" fue cayendo progresivamente en desuso, debido en gran parte a la mejora de las comunicaciones  que ha dulcificado el aislamiento invernal, y al decaimiento de la actividad ganadera.

* Antiguamente, las techumbres de escoba y gorbiza (piorno y brezo) eran el recubrimiento habitual de los tejados de las casas de este pueblo, que progresivamente fueron desapareciendo, contrastando con el tono oscuro de los tejados de pizarra que todas tienen en la actualidad. Aunque todavía quedan las ruinas de alguna casa de piedra que lucen restos de ese antiguo y tradicional tipo de techumbre.
21.-   Antigua casa tradicional somedana, con techumbre de "teito", en estado ruinoso.


22.-   Antigua casa tradicional somedana, con techumbre de "teito", en estado ruinoso. 


* Los tejados de Santa María del Puerto, cuando todas las casas tenían este tipo de techumbre, ardieron dos veces en el siglo XX; la segunda vez, al estallar las municiones guardadas en una casa, durante la guerra civil.Por entre las casas tomamos un camino carretero, una caleya, que desde su comienzo en la carretera junto al panel informativo, va señalizado con  marcas de pintura blanca y amarilla.   
30.-   Tomando el camino de la ruta (P.R. AS-10) a la salida del pueblo. Al fondo a la derecha ya se puede ver la Peña Penouta.


* Por la amplia traza del camino, llegamos a un cruce: el que continúa de frente, ancho y bien delimitado en sus márgenes por muros de piedra, prosigue rumbo hacia las veigas de Penouta; no obstante, una señal senderista (cruz de rayas blanca y amarilla) nos indica que no debemos proseguir por ahí, sino que debemos tomar el camino que en bajada se desvía hacia la izquierda.   
34.-   Al inicio del camino de la ruta, saliendo del pueblo de Santa María del Puerto. Al fondo: Peña Penouta (a la derecha), El Portiechu (en el centro), Alto de Prefustes (a la izquierda).

* Por este camino llegamos a cruzar por un pequeño y rústico puente el cauce del río Bayo o del Puerto, pudiendo apreciar bonitas panorámicas del Alto de Prefustes y Peña Penouta. 
37.-   Cruzando el río Bayo o del Puerto, al poco de salir del pueblo, ya podemos ver al fondo la Peña Penouta (a la derecha), el pico El Portiechu (en el centro), y el Alto de Prefustes (a la izquierda).


* El camino transita a la vera de verdes praderías cercadas por murias de piedra, dejando a la derecha el escaso caudal del río, del que progresivamente nos vamos separando ganando suavemente un poco de altura. Bajo la traza del camino, corre la tubería de traída de aguas del pueblo, que llega a asomar tímidamente en algún punto. Las vistas desde este tramo, las mismas: Peña Penouta, Peña Blanca, Alto de Prefustes, y si echamos la mirada atrás, Santa María del Puerto.
40.-   Panorámica de Santa María del Puerto, tras haber cruzado el río Bayo o del Puerto.


45.-   Santa María del Puerto, al poco de haber salido del pueblo y tras haber cruzado el río Bayo o del Puerto.


Pinchar en este enlace para ver un clip de video digital. [42.-  Clip de video digital. Panorámica de Santa María del Puerto (Somiedo), vega del río Bayo o del Puerto, Alto de Prefustes y Peña Penouta (tomado después de cruzar el río)]
http://es.youtube.com/watch?v=Eh3rRGOTltA
"Encontrarás más cosas en los montes que en los libros: las piedras y los árboles te enseñarán lo que no podrás oir a maestro alguno"  (San Bernardo)
Ubicación:  Oviedo (Teatinos)