Otro urogallo se pasea por Redes

Started by Dobra, 16 de January de 2007, 13:23:50

Previous topic - Next topic

Dobra

Por segunda vez en un mes, un ejemplar del ave en extinción se pasea por las calles de una localidad de Caso. El animal escapó cuando los guardas trataron de capturarlo en Orlé

Los pueblos de Caso se están convirtiendo en el mejor observatorio de urogallo cantábrico. Por segunda vez en menos de un mes, un ejemplar del ave en peligro de extinción se paseó durante horas por las calles y prados de un pueblo casín rodeado de vecinos y visitantes dominicales. La nueva aparición se produjo en Orlé. Guardas del parque y biólogos trataron de capturar al ejemplar, pero el urogallo huyó y ahora se desconoce su paradero y si era el mismo que hace semanas se paseó por Nieves.

El huidizo urogallo cantábrico habita ahora los pueblos del parque natural de Redes. Por segunda vez en un mes, un ejemplar del ave en peligro de extinción ha permanecido durante horas en un pueblo de Caso picoteando por los prados, encaramándose en los postes y tejados de las casas y dejándose ver e incluso fotografiar por decenas de personas.

En esta ocasión, el urogallo se paseó por las calles de Orlé, a unos cinco kilómetros de Nieves, el pueblo donde semanas atrás un ejemplar de la especie permaneció durante dos días, hasta que fue capturado por guardas del parque y liberado en la sierra de Pandemules, donde se localiza el cantadero de urogallo más cercano.

La nueva aparición urbana del urogallo se produjo el pasado domingo junto a un concurrido hotel-restaurante de Orlé. El ave se dejó ver pasadas las dos de la tarde, cuando en el establecimiento hostelero había decenas de personas almorzando. «Fueron unos clientes quienes avistaron el ave desde el ventanal del restaurante. Le preguntaron al camarero, mi hijo, qué tipo de ave era aquélla tan grande que se había posado en un tilo y él se dio cuenta de que era un urogallo», señaló Carmen Díaz, que regenta el restaurante.

El avistamiento levantó un gran revuelo. Clientes del hotel y vecinos comenzaron a apelotonarse. El urogallo dejó el tilo y se encaramó en un poste, y luego escogió un prado anexo al hotel para picotear entre la hierba. La presencia humana no le alteraba y hasta los niños le tiraban trozos de comida. «Se comportaba como una gallina», afirmó Monchu Calvo, un fotógrafo gijonés que pasa los fines de semana en el cercano Bueres. «Hay fotógrafos que se pasan años en el monte intentando fotografiar a urogallos en libertad y yo en menos de un mes he fotografiado a dos ejemplares casi sin salir de casa», señaló Calvo, que también retrató al ejemplar de Nieves. Nadie en Orlé recuerda haber visto antes un urogallo por las calles del pueblo. «En el monte vi alguno hace tiempo, pero en el pueblo nunca», afirma Jaime Testón, vecino de Orlé de 68 años.

A media tarde llegaron los guardas del parque de Redes y más tarde biólogos que trabajan para el Ministerio de Medio Ambiente en la conservación del urogallo. Antes del anochecer se puso en marcha un dispositivo para capturar al ejemplar, estudiarlo y reintegrarlo en su hábitat. Con ayuda de redes de diferentes tipos el personal especializado trató de capturar al ejemplar, pero éste, al sentirse perseguido, levantó el vuelo y se encaramó en el tejado de una casa. Allí esperó a la luna y desapareció con la oscuridad.
Con el nuevo día, guardas de Medio Ambiente y agentes del Seprona de la Guardia Civil realizaron ayer reconocimientos por las áreas próximas al avistamiento sin encontrar rastros del ave, según señalaron fuentes de ambos cuerpos. Tampoco se sabe si fue el mismo ejemplar que se paseó semanas antes en Nieves. «Como no se pudo capturar no se sabe si es el mismo. Parecía que llevaba antena de radiomarcaje, pero podía ser un trozo de cable, porque en Asturias no hay urogallos marcados y sería extraño que proceda de León, donde algunos ejemplares sí lo están», señalaron fuentes de la guardería de Redes. El fracaso de la captura no permite aclarar si hay un solo urogallo urbano en Redes, con alguna alteración, o es la alteración del hábitat lo que afecta a la población de urogallos.

Fuente: La Nueva España

jousantu

Je,je...se ve que le están cogiendo gusto a la vida en el pueblo... ;D
A ver si la próxima vez que baje al pueblo avisa con antelación y podemos ir a verlo, eh?
Yo despues de lo del rebeco en alta mar ya no me extraña nada de nada... ::)
No soy un héroe...para eso hay que nacer. Yo nací para ser viento y los caminos recorrer...

La Corredoria-Oviedo (170m)

jramonde

No me importa, verlo o no verlo, lo que hace falta es que sea verdad, ¡¡¡¡que los haya¡¡¡¡¡¡y si los hay, dejarlos tranquilos, que se reproduzcan y vivan

Dobra

Quote from: jramonde on 16 de January de 2007, 23:00:37
No me importa, verlo o no verlo, lo que hace falta es que sea verdad, ¡¡¡¡que los haya¡¡¡¡¡¡y si los hay, dejarlos tranquilos, que se reproduzcan y vivan

Hombre, a mí si que me gustaría verlo, aunque asi sería como verlo en cautividad, lo interesante sería poder verlo en su habitat natural, de todas formas la noticia la puse como curiosidad, desde luego no es nada bueno que los pocos urogallos que quedan se esten paseando por los pueblos, creo que la administración o quien corresponda, deberia plantearse mas seriamente el intentar conservar esta especie, como parece que se esta consiguiendo con el oso, porque da la impresión que al urogallo lo tienen un poco olvidado, no hay mas que fijarse en lo que hicieron con el famoso urogallo de la Braña de Mumian  :'(

Un saludo