El FAPAS localiza un nuevo ejemplar de oso en Proaza víctima de los lazos

Started by Dobra, 15 de November de 2006, 16:26:44

Previous topic - Next topic

Dobra

La Fundación de Ayuda para la Protección de los Animales Salvajes (FAPAS) localizó a principios de este mes un ejemplar de oso pardo en el concejo de Proaza con las marcas características de haber sido víctima de una trampa para jabalíes. Se trata del segundo animal fotografiado en el concejo proacín afectado por estos lazos ilegales, que según la fundación suponen un «tremendo handicap» para la conservación de este animal, pues no sólo afectan a los ejemplares adultos, sino que se ceban con los oseznos, que al fin y al cabo son el futuro más cercano de esta especie que está en peligro de extinción.

El Fondo de Ayuda para la Protección de los Animales Salvajes (FAPAS) localizó a principios de este mes un ejemplar de oso pardo en el concejo de Proaza con las marcas de haber caído en una trampa, según apuntaron ayer desde la agrupación conservacionista. Se trata de un ejemplar de mediano tamaño que podría ser un hembra y que presenta en su cuerpo «las marcas características que se producen en el animal después de caer en una trampa construida con un cable de acero», como señaló el director del FAPAS, Roberto Hartasánchez.

Y es que, cuando el plantígrado cae en una de estas trampas que en principio son para jabalíes, el oso debe luchar durante varias horas e incluso días, para zafarse de ella. Tiene que tirar con fuerza para que el cable se rompa y así liberarse, como se señaló desde el FAPAS, quienes además aseguraron haber encontrado lazos para animales mucho más grandes que los jabalíes. Entonces, si el ejemplar logra sobrevivir a las heridas sufridas por el lazo, como ha sido el caso de último oso fotografiado, las marcas quedarán en su cuerpo para el resto de su vida.

Con este nuevo ejemplar ya son dos los osos que en el concejo de Proaza habitan con marcas de haber caído en trampas, después de que el año pasado FAPAS ya lograra fotografiar a una hembra herida. Un dato que pone de manifiesto una vez más «el grave problema que para la conservación de la especie supone el uso de las trampas que los cazadores furtivos colocan en el monte para cazar jabalíes», como señaló Roberto Hartasánchez.
En este sentido, desde el FAPAS se hace hincapié en el «tremendo handicap» que suponen los lazos para la conservación de los osos. Y es que esta técnica no sólo afecta a los ejemplares adultos sino que, y lo más grave, se ceba con las crías, que no tienen fuerza para romper las trampas y muchas veces mueren atrapadas. Suponiendo un verdadero problema no sólo para el presente de la especie sino también para su futuro más inmediato.
Durante los últimos años el personal de la Guardería del Principado, el servicio de protección del medio ambiente de la Guardia Civil (SEPRONA), guardas de cotos de caza y miembros de la Fundación Oso Pardo y FAPAS han retirado cientos de trampas de los montes oseros de Asturias. No obstante, desde el FAPAS se señaló que la proliferación del jabalí en las montañas es la causa de que aún se mantenga el hábito de caza furtiva de utilizar trampas. Una táctica ilegal que supone un claro riesgo para el oso pardo cantábrico.

Roberto Hartasánchez, que constató que la especie ya ha colonizado la zona de los valles del oso, destacó que hasta hace bien poco estos valles eran conocidos como sumideros de osos, donde la probabilidad de que un plantígrado muriera después de ser visto era muy alta. Una muerte cuya principal causa serían los lazos, por lo que los diversos agentes que trabajan en la protección del oso se han fijado la eliminación de estos métodos como uno de sus principales objetivos.
Desde el FAPAS se sospecha que parte de las presas de jabalí conseguidas a través de los «ilícitos» lazos no terminan sólo e casas particulares, sino también en establecimientos públicos como restaurantes, que adquieren esta carne ilegal. Unas piezas que pueden suponer al consumidor un riesgo sanitario pues carecen de los controles oportunos.

Fuente: La Nueva España

jousantu

Es una verdadera pena. Lo malo es que quienes colocan esos "lacitos" son gente sin escrúpulos y sin ningún tipo de sentido común ni de sentimiento. Lo que sobran no son por desgracia osos ni tampoco jabalíes. Lo que sobra en este mundo son individuos como esos y no sigo escribiendo que me caliento demasiado... >:(
Espero que los osos heridos se recuperen.
Saludos!
No soy un héroe...para eso hay que nacer. Yo nací para ser viento y los caminos recorrer...

La Corredoria-Oviedo (170m)