Mensajes recientes

Páginas: [1] 2 3 ... 10
1
Reportajes montaña / Re:Mis aventuras
« Último mensaje por Zostard en 17 de Junio de 2017, 09:44:17  »
¡Haz de tu vida una aventura! Ahora y siempre. :)


En el Txurregui - Navarra.
https://www.youtube.com/watch?v=eha0DyUdYo4

Un cordial saludo.



2
Reportajes montaña / Re:Mis aventuras
« Último mensaje por Zostard en 13 de Abril de 2017, 10:29:59  »
Muy buenas, nuevo vídeo.

Training Day (San Cristóbal - Navarra - Spain)  "Día de entrenamiento en el fuerte de San Cristóbal"
https://www.youtube.com/watch?v=n2Pg3FnI6go

Saludos.
3
Reportajes montaña / Re:Mis aventuras
« Último mensaje por Zostard en 15 de Marzo de 2017, 22:08:05  »
¡¡Nuevo vídeo!! Un traspié y casi no lo cuento.

Close call - Zostard dead
https://www.youtube.com/watch?v=W9hc_cCbHPg&

Saludos.
4
Reportajes montaña / Mis aventuras
« Último mensaje por Zostard en 20 de Febrero de 2017, 11:47:40  »
Muy buenas. Me acabo de registrar en el foro, con la intención de dar a conocer y visibilidad a un pequeño proyecto personal. Me gusta mucho correr por la montaña. Hace tiempo que me abrí un canal de YouTube para compartir mis pasiones con los amigos. Una de ellas es el "Trail running". Disfruto tanto corriendo, grabando y editando, que eh decidido hacer pequeños vídeos de mi escapadas. Soy de Navarra, así que principalmente daré a conocer mi entorno. Que es por donde mas me muevo. Pero no me limitare a ella, hay muchos sitios que quiero visitar y espero visitar fuera de mi provincia. Así que nada, os invito a que veáis los vídeos.  Espero que los disfrutéis.


Lanzarote - Volcán extinto
https://www.youtube.com/watch?v=GQJefB2Q0g0&


San Donato, Beriain, Brecha Ihurbain - NAVARRA
https://www.youtube.com/watch?v=PNGfDuLHI_Q&


INSANE RUNS - Sierra Andía/Urbasa - Ermita de San Adrián - NAVARRA
https://www.youtube.com/watch?v=p6RbPGMs888


Close call - Zostard dead
https://www.youtube.com/watch?v=W9hc_cCbHPg&


Training Day (San Cristóbal - Navarra - Spain) "Día de entrenamiento en el fuerte de San Cristóbal"
https://www.youtube.com/watch?v=n2Pg3FnI6go


Mountain Agression - The new age
https://www.youtube.com/watch?v=kePPMATp15U


Aventura (Txurregui - Navarra - Spain) ¡¡Nuevo vídeo!!

https://www.youtube.com/watch?v=eha0DyUdYo4


Instagram - Zostard (Podéis encontrar vídeos mas cortos y buenos momentos)
https://www.instagram.com/zostard/?hl=es

Un cordial saludo.
5
Reportajes montaña / El IMPRESIONANTE SEDO DE VIBOLINES...¡y la Peña Salón!
« Último mensaje por astur en 14 de Enero de 2017, 11:20:24  »
Muy cerca de este punto, comenzábamos la andadura de una de las rutas más deseadas por mi. Ambiciosa, respetada y a la vez, con un cierto temor. (Sentimiento, por cierto, nada aconsejable en montaña).



Tal vez debí empezar explicando lo que es un Sedo. No es un término que se utilice normalmente y no me fue fácil encontrar una definición del mismo. Desconozco si se usa en todo el territorio nacional o es más frecuente en Asturias. De hecho, lo encontré en un libro de Miguel Angel Adrados, sobre los Picos de Europa:

SEDO (Seu).- Apócope de sendero o senda de montaña, utilizado para designar aquellos trozos de un camino difíciles y peligrosos en los que es preciso hacer uso de las manos para guardar el equilibrio. Algunos sedos se armaban con piedras o troncos para hacerlos más transitables. Muchos de estos pasos hoy se han tallado sobre la misma roca mediante voladuras.








En realidad, el lugar exacto donde comenzamos nuestra aventura, fue aquí:



En el aparcamiento del Hotel Puente Vidosa. (Tiene un espectacular parque multiaventura). Desfiladero de los Beyos, en la carretera que va de Cangas de Onís al puerto del Pontón. (Parque Natural de Ponga).








Unos 800 metros por carretera, que como casi todas las que serpentean por desfiladeros, tienen el peligro añadido del desprendimiento de piedras:












El cartel que puse en la primera foto, parece bastante reciente. El anterior, era un poco más primitivo:












Una vez llegados a este punto, afrontamos el fuerte desnivel, por la popular, aunque mal llamada Senda del Cartero. El nombre más correcto, sería el Camino de Degüera. Pero, el antiguo uso diario del mismo por el cartero del lugar, para repartir la correspondencia en los hoy casi abandonados pueblos de Biamón, Casielles, Viboli y Caviella, desde la estafeta de Vidosa, hizo que en la actualidad sea mucho más conocida por ese nombre. La verdad es que el cartero en cuestión tenía un mérito increíble.

Amadeo, imitando al antiguo cartero. Los primeros metros por esta pedrera, son tremendamente pendientes e incómodos:
























No se si motivado por el intenso frío de la mañana o por la fatiga de la dureza de esta primera ascensión, no tengo ninguna fotografía de los, aproximadamente, 600 metros de desnivel, que por una bonita senda, nos acercan al primero de los pueblos "fantasmas" del camino. Biamón:























Una de las primeras cosas que vimos al entrar al pueblo, nos demuestran que algo de vida queda aún en el lugar. Aunque las fotos puedan dar la impresión de que el animal no goce de muy buena salud, doy fe de que dormía plácidamente.













































Tuvimos la suerte de encontrarnos con un ganadero que había venido hasta allí a ver una vaca que tenía parida en el monte y que nos dijo que el famoso cartero era de este pueblo y esta había sido su casa:












Por reportajes que yo había visto anteriormente, sabía que uno de los alicientes del pueblo era este horreo beyusco, (por aquello de la zona de Los Beyos) de los pocos, o tal vez único por su antigüedad y curioso y poco habitual tejado "a dos aguas":



(Foto descargada de Internet, de un reportaje del que siento no recordar el autor).








Esto es lo que hoy queda de el:














































Algunas de las "reliquias" que quedaban en el y que nos despertaron antiguos recuerdos:























En realidad, todo lo que queda del pueblo es una "reliquia".













































Abandonamos Biamón, acompañados por el ganadero vecino, que nos dice que el es del pueblo de Viboli, del que parte el sedo de mis desvelos. Aprovecho para preguntarle sobre la "presunta" peligrosidad del mismo y nos dice que, efectivamente, un traspiés allí, puede ser fatal, pero que recientemente lo han "equipado" con cadenas en algunos sitios. Sentimientos encontrados. Por un lado, me da la tranquilidad que aportan como elemento de seguridad y por otro, lo priva del encanto o aliciente que aporta el riesgo. En fin, nos despedimos de el y tomamos el Camín de la Tobera, siempre en fuerte ascenso, que nos llevará a la Peña Salón, primero y secundario objetivo del día.












En este camino, encontramos este guante y ahora nos asalta la duda si hacer caso a la dirección que indica la flecha o a la que nos apunta la "mano".



































Llegando a la collada Nochendi, desde donde ya empezamos a disfrutar de buenas vistas de algunas de las montañas y naturaleza asturianas.


























































































Cruzamos un hayedo, con algunos llamativos ejemplares:


































Y aquí, uno de los puntos más espectaculares de la ruta, (sin tener en cuenta el sedo). Aparentemente, llegamos a un sitio infranqueable. Intentamos por un par de sitios, pero el riesgo era tan grande, que nos planteamos dar la vuelta y renunciar a la cima de la Peña Salón. En esta piedra que se ve en primer término, nos sentamos a comer. Teníamos que bajar a la ladera que se ve enfrente y no veíamos la forma.













Seguimos disfrutando de buenas vistas...












...hasta que reparamos en ese agujero en la roca:












Lo cruzamos, y encontramos este pasadizo...












...por el que nos adentramos...












...y desde el que también teníamos buenas vistas:
























Salimos al otro lado de la montaña:












Esta foto no es muy buena, pero en la parte alta de la misma es donde comimos y en la de abajo a la derecha, se ve una parte de la salida de la "cueva" por la que "aparecimos":












Aquí se aprecia un poco mejor y se ve que desde la salida del pasadizo, (donde empieza la línea de puntos) aún tuvimos que pasar un tramo delicado hasta llegar a "tierra firme":



¡Ah! Se me había decir, que ese "agujero", se llama la cueva del Toyu.









Un par de imágenes en las proximidades.























Por esta ladera teníamos que seguir...












...hasta llegar al "paso de la Gorgoleta":
























Y después de crestear un rato, nos presentamos en la cima de la Peña Salón.























Amadeo lo celebra, pegándole un buen "tiento" a la bota:























Yo también parezco contento de estar allí.













No es una cima que destaque por su altitud, pero sí es un buen mirador de una buena parte de la montaña asturiana.



(Pese a lo que pone en la placa, la altitud, creo que se aproxima más a 1.245 m.)







Pongo varias panorámicas, (como siempre, bastante malas) donde se puede comprobar que efectivamente, se trata de un magnífico mirador.



Pinchar en el enlace para ver más grande: https://goo.gl/6CeKsd









En esta, pinchando en el enlace se pueden ver los nombres de algunas de las montañas que aparecen en ella:



Pinchar en el enlace para ver más grande: https://goo.gl/evjb3o











Pinchar en el enlace para ver más grande: https://goo.gl/Dg1UsK











Pinchar en el enlace para ver más grande: https://goo.gl/a7zaoQ









Una vez iniciado el descenso y mirando atrás, vemos la cima donde estuvimos:












En este punto, nos encontramos con este llamativo agujero, del que se cuenta una curiosa historia, que a grandes rasgos, voy a intentar relatar.
Al parecer, hace ya muchos años, los vecinos de las localidades cercanas, contrataron a un cantero gallego, para que construyera el Paso de la Gorgoleta, (por el que hemos pasado hace un rato) y se dice que durante la construcción, encontró unos documentos donde se aseguraba que un determinado día del mes de junio, a cierta hora, en el punto donde se proyectaba el rayo de sol que pasaba por ese agujero, había enterrado un gran tesoro. Motivo por el cual, el afortunado cantero, se hizo inmensamente rico y desapareció sin cobrar lo pactado por su trabajo. A mi se me ocurre pensar, la desgracia que hubiera tenido el "pobre" hombre si ese día hubiera amanecido nublado. En fin, en cualquier caso, como decía al principio, no deja de ser una curiosa "historia".
























Amadeo y yo, estuvimos rebuscando por la zona a ver si por casualidad, había perdido algo, pero...el gallego se lo había llevado todo.
























La línea eléctrica, parece de reciente construcción.













Después de un vertiginoso descenso, ya tenemos a la vista el pueblo de Viboli, desde donde parte el tan temido y deseado sedo.












En la parte alta del pueblo, se encuentra el cementerio. Esta vaca, no se si por el miedo o por el cansancio que llevamos, nos ve cara de "difuntos andantes" y nos invita a pasar al interior.   ;)
























Alguna imágenes que llamaron mi atención en los alrededores:



































Amadeo, uniéndose a la... no se como calificarla, moda actual, se marca un "mannequin challenge":















































































Dejamos Viboli a un lado y nos aproximamos al punto más destacado de la ruta. Ya desde lejos, intuimos el "camino" a seguir:























Una vez ya dentro del sedo y para tranquilizar nuestros nervios, nos encontramos con esta placa, que nos recuerda que en este punto, se despeñó fatalmente esta persona, curiosamente, hermano del cartero, protagonista en buena parte de nuestra ruta. Claro, que para compensar, ya se puede apreciar la reluciente cadena, que de haber estado en aquella época, seguramente hubiera salvado la vida del infortunado Luis:














































Después de un buen trecho, nos encontramos que tenemos que salvar esa pared rocosa. Parece imposible, ¿verdad?













Solo se me ocurre decir...¡espectacular! La adrenalina se dispara. Claro, que las cadenas ejercen mucho poder como tranquilizantes.























Llegamos a esta otra cueva, en cuya pared se pueden ver unas inscripciones que hacen referencia a trabajos en su construcción. Nada que ver con los grabados de la Cueva de Altamira.
Aparentemente, la cueva no tenía salida, pero si nos fijamos en la parte izquierda de la foto, se ven las cadenas por donde deberemos pasar:














Yo era conocedor de que ahí, había un paso muy delicado, tal vez el que tenía más riesgo de todo el camino, sobre todo con la roca mojada, pues un resbalón te enviaba a un precipicio "sin fondo". Creo que en varias ocasiones, había soñado con este paso:













Pero...las benditas cadenas, (otras veces repudiadas) nos garantizaron un final feliz.












Amadeo, saliendo del punto peligroso. ¿Me lo parece a mi o todavía trae cara de susto?   ;)
























Desde aquí, se ve una parte del sitio por donde pasamos:













Y más o menos en este punto, llegamos al final del sedo:












Un par de vistazos atrás. El segundo con Viboli al fondo.
























Como este pajarito me sentía yo en aquellos momentos:













Después de dejar atrás el SEDO, (para mí siempre ya en mayúsculas) damos vista a la majada de Tuba, donde Amadeo, aprovecha para hacer amigos.















































































Aquí vemos una pequeña parte de la serpenteante carretera que sube a la localidad de Casielles:













Esta es su ermita:























Todavía teníamos por delante Casielles, Caviella y el bonito Camín de la Verganza, por donde cerramos la circular que nos llevó nuevamente a la carretera del desfiladero. Todo eso, era motivo más que suficiente para aportar fotografías con las que hacer varios reportajes, pero éramos conscientes de que, una vez más, los últimos kilómetros de la ruta los tendríamos que hacer de noche. Eso unido al ya considerable cansancio, que todos los aficionados a la montaña hemos sentido alguna vez y que nos quita incluso las ganas de hablar, hizo que la cámara fuera a reposar a su funda y a pesar de la escasez de fuerzas, aligeramos el paso, con la intención de caminar de noche el menor trayecto posible. Aún así, ¿recordáis la primera foto con la que empecé este reportaje? Seguramente no. Bueno, pues era parecida a esta:



Y ya para terminar, solo decir, que me queda la sensación de haber hecho una crónica muy pobre, de un lugar cargado de historia y belleza, que se merecía mucho más. Y también dejar constancia de que ha sido una de esas rutas, que no solo no ha defraudado las grandes expectativas creadas, si no que, dejará en mí, además de la gran satisfacción del momento, recuerdos imborrables para siempre. El adjetivo del título, creo que es más que merecido. ¡IMPRESIONANTE!




Con la emoción del agradable recuerdo, se me quedaban el el tintero los fríos datos, habituales en mis reportajes.













Hasta la próxima.



6
Reportajes montaña / Lagos de Saliencia. (P.N. de SOMIEDO). "Paraíso astur..."
« Último mensaje por astur en 21 de Diciembre de 2016, 22:35:54  »
¡Por fín!, pude ver cumplido mi deseo, de conocer una zona de mi "tierrina", en la que, (confieso avergonzado) jamás había pisado, a pesar de saber que se trata de uno de esos lugares mágicos que todo amante de la montaña debería visitar alguna vez. Efectivamente, era uno de mis " PENDIENTES con más solera", que por uno u otro motivo, se iba quedando arrinconado, (que no olvidado). El principal de esos motivos, la distancia desde casa, pues lo ideal era hacer noche en las proximidades de la ruta, con los inconvenientes que eso conlleva y de lo cual no soy muy partidario. Se trata de unos 600 kms. ida y vuelta, (unas 7 horas de conducir) y si a eso le añadimos otros 20 kms. +/- de caminata, no parece muy sensato hacerlo en el día. Pero seguramente la sensatez es una de las muchas virtudes que no tengo y...

...el "Paraíso astur" nos espera:




Pinchar en el enlace para ver más grande: https://goo.gl/9MAhHx








Me pongo en contacto con Amadeo, que al igual que yo también es bastante valiente, (no se si es virtud o defecto) y a las 5 de la mañana, nos ponemos en viaje.
Hora prevista de llegada, las 8.30
Buena hora para empezar a caminar y tener suficientes horas de luz para que no nos vuelva a coger la noche por tercera vez consecutiva.
En uno de los últimos pueblos antes de llegar al punto de inicio de la ruta, hacemos una parada para comprar pan y por lo que vemos, ya sabemos que calor no vamos a pasar:













El plan previsto, era comenzar el recorrido, desde el Alto de La Farrapona, conocido como punto de llegada de alguna etapa de la Vuelta ciclista a España.













Exactamente en este punto, donde termina el asfalto, se encuentra el límite entre las provincias de Asturias y León. El primer pueblo leonés que nos encontraríamos bajando por la pista de tierra, sería Torrestío:












En el mismo alto hay un amplio aparcamiento, desde donde comenzamos nuestra aventura. En realidad, la aventura ya la comenzamos en algunos puntos de la subida al puerto, pues como se puede comprobar por el hielo que hay en la carretera, el coche nos dio algunos avisos, lo que sirvió para sacar a relucir esa sensatez que en otras situaciones no tengo.













El principio de la ruta y toda ella en general, bien señalizada:












Ahí arriba dejamos el aparcamiento:












El riesgo de patinazos, nos seguía acompañando:












La cantidad de nieve que nos encontraríamos era una de las dudas que tenía a la hora de planificar el recorrido. Por suerte, ya era muy escasa:























En varios puntos del camino, se nota que la zona es muy frecuentada por el turismo.












Amadeo, parece tomarlo con ganas:












Una vista hacia el valle por donde vinimos y por donde comienza la ascensión al puerto:












Una de las cosas que primero llama nuestra atención, es el color rojizo de la tierra. No en vano, hasta hace unos años, (1978) fue zona donde hubo explotación minera de hierro.























Pronto tenemos a la vista, el primero de los lagos:























Esta foto me recuerda que no dije al principio, que la zona forma parte del Parque Natural de Somiedo y que ha sido declarado Reserva de la Biosfera.























En la proximidad del lago, vemos la primera construcción típica de Somiedo. El Teito o cabaña de Teito. Es una palabra astur-leonesa con la que se definen las cubiertas o techos de materia vegetal. Más información aquí: http://www.verdenorte.com/el-teito












Más información:


































Empezamos a coger altura:























Ya tenemos una vista espectacular del primero de los lagos. El Lago de la Cueva:












Y seguimos subiendo por una cómoda pista:


































Aquí se supone que debería estar la Laguna de la Mina, que solo tiene agua cuando la lluvia es abundante. A pesar de la fuerza nevada que hubo en la zona, se encuentra en este estado:












Desconozco el motivo de este "recordatorio":























Otros pocos metros de ascensión y...












...tenemos la primera visión del que creíamos el segundo de los lagos. Acercándonos a el, comprobamos que a su izquierda había otro.
Este es el Cerveriz o Cerveiriz, (tremenda duda que me corroe). En muchas partes se puede ver de una forma y en otras tantas de otra. No se...
























Como decía antes, acercándonos a el, descubrimos que a su izquierda y a menos altitud, estaba este otro "charquíto":












Se trata del Lago Calabazosa. 17 hectáreas de extensión. 65 metros de profundidad y unos 2 millones de m3 de capacidad de almacenamiento de agua, hacen de él, el mayor, no solo de Asturias, si no, de toda la cornisa cantábrica. También hace, que yo me arrepienta de llamarle "charquíto". (También se le conoce como Lago Negro).












Por un momento, me sale la vena de excazador, para dejar constancia, de que en varias ocasiones vimos rebecos y también dos bandos de perdices rojas.
Esta es la única miseria que pude "cazar" a lo largo de toda la jornada:













También se me olvidó decir al principio, que a pesar de haber hecho una buena "limpieza" y aplicar un importante recorte (ahora que están de moda), este reportaje amenaza con llevar unas 100 fotos. Así que, quien tenga prisa, ya puede "abandonar el barco".
Aquí van unas pocas:














































Volvemos a retomar el camino y nuevamente pasamos por el tercero de los lagos. Por cierto, completamente helado























Como esta vez no tenemos cima, nos hacemos unas fotos aquí mismo.
Amadeo..:













...y quien "les habla":












Sin palabras:




































Pinchar en el enlace para ver más grande: https://goo.gl/UOLZiy







Seguimos el camino y hacia cualquier parte que mires, es un auténtico espectáculo. Me voy a ahorrar unos cuantos comentarios. En realidad, aunque las fotos no sean nada del otro mundo, hablan por si solas:















































Pinchar en el enlace para ver más grande: https://goo.gl/XSlVyY











Pinchar en el enlace para ver más grande: https://goo.gl/s5Ifnx
























































































Pinchar en el enlace para ver más grande: https://goo.gl/96w3ns









Bonito lugar...












...para hacer un poco el "cabra". Amadeo dijo que apreciaba mucho su vida...¡¿a ver si no va a ser tan valiente como yo pensaba?!   ;)












Este indicador creo que no nos va a ayudar mucho:























Este...¡mejor!:












El paisaje es brutal y la cámara echa humo.


























































Pinchar en el enlace para ver más grande: https://goo.gl/ZoVu3C





















































Aproximadamente en este punto, nos dieron un buen susto las perdices:













Y ante nuestros ojos, la visión del último de los lagos. El Lago del Valle. Curiosamente, se accede a el desde un cercano pueblo, que se llama Valle del Lago.























Por toda esa ladera que dejamos atrás, nos hemos aproximado hasta él:























Otro "posado":























Merece la pena.























Otra cabaña de Teito:












Y volvemos a posar. Hoy nos sirve todo. Estamos eufóricos y "chupamos" cámara como nunca.























El lago tiene un precioso islote en el centro.


































Por lo visto aquí, el Teito tiene múltiples aplicaciones:























Un último vistazo de despedida al Lago del Valle:












Deshacemos el camino andado.
(No es que sea yo partidario de volver por el mismo camino, pero la posibilidad de hacerlo en circular, endurecía especialmente la ruta, al tener que hacerlo por algunas cimas de más de 2000 metros.-Picos Albos-)













Ya bien avanzado nuestro regreso, encontramos esta fuente. Ni que decir tiene, que el agua estaba "fresquita":












Tengo la impresión de que a Amadeo se le terminó la bebida que llevaba en la mochila...












...y también creo que no debe de ser potable:



 ;)


Llegamos al coche anocheciendo y nos esperaba un duro regreso a casa, pero...¡mereció la pena!
Confieso que he pasado algún tiempo, buscando un título llamativo, para que pudiera llegar al mayor número de gente posible, con la única intención de que todo aquel al que le guste la montaña y la naturaleza "salvaje" y tenga oportunidad, no deje de conocer, salvando las distancias, este pequeño "Ordesa" asturiano.
Ya quedo pensando en la siguiente, pero este paraíso astur, ha puesto el listón muy alto.



Hasta la próxima.

7
Reportajes montaña / Circular al Recuencu.
« Último mensaje por Nuestras montañas en 18 de Septiembre de 2016, 05:00:46  »
Son las ocho de la mañana y cuando Carlos Porto, Manuel , Cundi y yo salimos de San Juan de Beleño por la carretera de Sobrefoz en busca del puente que en el Km 1 cruza la riega Les Follaques, la temperatura sobrepasa ya los 20ºC.
a nuestras espaldas espaldas, el Tiatordos reina espectacular sobre Ponga, mientras por delante vemos así el valle de Cabañín por el que ascenderemos en busca del Recuenco cuyas estribaciones calcáreas se dejan notar sobre el bosque


sin llegar a cruzar el puente citado, justo antes de él, dejamos la carretera por un marcado camino a la izquierda que pronto comienza a ganar altura a la par que muestra un empedrado aún bien conservado. El camino, maderero en otros tiempos, discurre por la izquierda de la riega por una zona rala del bosque pero de gran belleza


en ocasiones lo seguimos por su caja, en otras evitamos las zonas peor conservadas y así vamos ganando progresiva altura, con un calor tremendo llegando las primeras praderas abiertas en la zona baja de El Torneru situada entre el río La Moral y la propia riega Les Follaques.


la hierba alta, el calor y la propia experiencia de Carlos, nos llevan a bordearlas por la derecha, por la zona arbolada por donde hemos de cruzar una nueva alambrada de espinos -encontraremos un buen número de ellas en la ruta-para seguir ganando altura hasta casi Solesribes donde nuevamente nos tiramos a la derecha para descender a la riega y cruzarla, lo que nos proporciona momentos de alivio del ya casi insoportable calor


seguimos ascendiendo, ahora por la derecha de la riega, viendo desde algún claro nuestro objetivo mucho más cerca
y tras pasar los restos de una cabaña, y una nueva alambrada, cruzaremos de nuevo a la parte izquierda de la riega para alcanzar la Valluga les Llates ganando altura con una fugaz vista de San Jaun de Beleño, ya muy abajo


y saliendo del amparo de la sombra de los árboles a la altura de Los Llinariegos con un Recuencu cercano, desde donde enlazaremos con una pista, muy tomada por las cotollas dicho sea de paso, que nos lleva hasta Les Llampes


donde compartiremos el agua de la fuente con vacas  y caballos en una bonita estampa, a la vez que refrescante parada


El camino hacia la collada Les Campes, es cómodo y tendido y ya en ella, encaramos la ascensión al Recuencu, para lo que hemos de ascender la empinada ladera por un marcado sendero cuyo inicio marca un jitu en el límite de la pradera


sendero que en varias revueltas nos acerca a la canal en la que nos adentraremos por la derecha del monolito calcáreo que la divide, en una corta trepadina para proseguir por una pindia ladera herbosa que corona un hombro

 (vista atrás desde el hombro hacia esta parte herbosa)

tras el que por encima de unos pequeños pedreros, ganaremos la arista (al fín corre una brizna de aire) ya muy cerca de la cumbre a la que se llega con facilidad


las vistas desde aquí, espectaculares, si bien el día dificulta por la bruma existente, una óptima calidad de las fotos
al norte


al este



al sur



 al oeste



el calor y los mosquitos, acortan nuestra estancia arriba si bien disfrutamos de ella un buen tiempo aprovechando la brisa reinante y de nuevo desandamos nuestros pasos hacia Les Llampes, a la vez que nos volvemos a sumergir en un bochorno insoportable. Aún así, en el collado hacemos una breve pausa para comer algo y pronto descendemos hacia la foz de Enol, en busca de la sombra de los árboles, si bien en un primer momento el descenso se efectúa por una ladera tomada por cotollas y felechos y escasos árboles cuya sombra aprovechamos para ralentizar algo el descenso


en esta zona, el Vallizón baja completamente seco y tan solo a la altura de la majada de Enol corre algo de agua que aprovechamos para refrescarnos, así como en la “fuente” situada en el borde del cierre de la finca, desde donde así vemos la zona descendida desde el collado Les Campes


seguimos el descenso para adentrarnos en una zona con más vegetación, cuya sombra se agradece bien y adentrarnos ya en la corta pero preciosa foz de Enol donde la sombra y el frescor del agua relajan nuestros cuerpos del calor padecido hasta ese momento recorriéndola con calma por el sendero a la izquierda del rio


 donde nos encontraremos la sorpresa del día al sorprender a este rebeco metido en un abrigo del río, en el agua, refrescándose  también  ante el calor reinante y al que no molestamos más de lo necesario para hacerle unas fotos y seguir algo más abajo,


 cuando cruzamos el cauce del rio donde aprovechamos para hacer una parada para comer;  cómo no, refrescarnos
y disfrutar del entorno, con pequeñas pozas como ésta


seguimos camino para volver a cruzar el rio y adentrarnos en el monte la Fana


recorriéndolo siguiendo el sendero que nos conduce nuevamente a un vadeo del Vallizón, esta vez por un puente de reciente construccióny que pronto nos saca a una zona más abierta, dejando atrás la foz tal como vemos en la foto


por la que pronto llegamos a la carretera de Sobrefoz a Ventaniella siguiéndola durante kilómetro y medio, para salir de ella por una caleya a la izquierda que nos lleva a las casas de Sobrefoz, atravesándolo en dirección al puente Cima, ya sobre el rio Ponga y en la carretera hacia Yano, Abiegos y puente Retortoriu y desde donde tenemos esta impresionante vista del Recuencu de donde hemos bajado


En Yano, nos metemos en el pueblo y por una caleya entroncamos con el camín Real, empedrado y bien armado, en su momento principal vía de comunicación con Castilla que desciende a la misma orilla del rio Ponga


para seguir su curso hasta la misma Foz


donde cruzamos el rio, siguiendo el bien marcado PR AS-213, por un rústico puente sobre unas preciosas pozas unos cuantos metros por debajo del mismo. Desde aquí, por un precioso bosque , que junto al camín Real fue el otro gran descubrimiento del día de la mano dde Carlos Porto, sin duda, el gran conocedor del concejo de Ponga
el PR sigue un trazado similar al de la carretera que une San Juan y Sobrefoz, pero unos 100 mts por debajo de la misma y siempre entre árboles



pese a lo cual, al ir alejándonos del cauce del rio Ponga, el calor vuelve a ser importante, llegando de nuevo a ser insoportable en los últimos metros, una vez cruzada la riega cuando en fuerte pendiente y ya fuera del bosque,


afrontamos el último trecho antes de alcanzar las casas de San Juan de Beleñoe ir directos a la fuente donde daríamos por finalizada esta preciosa circular realizada en uno de los días más calurosos del verano con temperaturas superiores a los 32º C  durante toda la jornada.

Espero que os haya gustado y en el blog http://evaenolyjose.blogspot.com.es/2016/09/circular-al-recuencu.html podéis ver una información más amplia de esta ruta.
Saludos
8
Montaña general / Re:MONTAÑA CON NIÑOS EN ASTURIAS
« Último mensaje por Rocio77 en 05 de Junio de 2016, 20:56:41  »
Buenas noches: busco familias con niños de edades entre 8-10 años de Oviedo, zona Tenderina,Fozaneldi,Ventanielles para salir a hacer rutas o a disfrutar con los niños el fin de semana. Creo que es una buena idea para que los chicos se relacionen. Si alguien sabe de rutas sencillas para ir con nuestros hijos, agradezco las comparta. Quién esté interesado que me lo haga saber.
9
Reportajes montaña / Pico Champaza.
« Último mensaje por Nuestras montañas en 20 de Mayo de 2016, 22:56:02  »
Tras un parón desde el pasado mes de agosto y un breve periodo de caminatas por el Naranco para ir cogiendo un poco de forma, ayer 1 de mayo decidí acometer "empresas mayores" y para ello fijé mi atención en el Champaza y Pelitrón a los que tenía ganas desde que allá por el 2009 fuese hacia ellos un día y la niebla me dejó clavado en la peña de El Alba.
Me costó salir y si bien había pensado hacerlo por la mañana, la partida fué tras la comida. Una hora escasa de coche y dejándolo en el aparcamiento que hay habilitado antes de coronar la recientemente asfaltada carretera para dar fin a una de las etapas de la vuelta ciclista a España del año pasado, inicié el ascenso hasta las praderías situadas en la base de la peña El Alba desde las que así veía mi objetivo: Champaza y Pelitrón



Desde las cabañas de Texera bordeé la peña de el Alba por su parte baja y me encaminé a la collada del Cuetu Ferreru y desde ahí opté por ascender pegado a la arista pues la opción de hacerlo por la pradería más a la derecha la dejé de lado al estar un rebaño de cabras pastoreado por dos mastines con los que no quería problema alguno.

Voy ascendiendo cómodamente por el Alberu, aprovechando "terrazas" herbosas entre la caliza y poco a poco tras la peña de El Alba van apareciendo unas vistas impresionantes de peña Rueda escoltada por el macizo de las Ubiñas


(vista atrás)


hacia adelante, según voy ganando altura, comienza a vislumbrarse el Moncuevu


y poco después el valle de las morteras que nos separa del Moncuevu y el pico Vallongo


en esta zona encuentro algún jitu


aunque pronto pierdo su rastro mientras me encamino ya hacia la cumbre


es una zona que aunque pueda parecer un tanto caótica a simple vista, se va progresando por ella siguiendo cómodas terrazas. Pronto se ve la cumbre de El Pelitrón apareciendo en segundo plano


aquí opto por arrimar hacia la vertiente que da hacia Bermiego y desde ella así contemplo el embalse de Valdemurio, pico Gorrión y sierra de Caranga


atravieso una pequeña vallina encajonada entre dos estratos calizos

(vista atrás. Cabañas de Texera, casi punto de partida; peña de El Alba; Peña Rueda y Ubiñas)

y la cumbre ya está justo ahí, apareciendo sobre ella el Pelitrón y Moncuevu


He llegado perfectamente. Con las pulsaciones en su punto y sin sensación de cansancio, lo cual me satisface enormemente tras el gran parón de salidas a la montaña. Disfruto enormemente con las vistas. Abiertas y espectaculares. De las que no gozaba desde agosto y tanto echaba de menos.

Al norte, Pelitrón y Moncuevu. Espectaculares.


Al este, Vallongo, Gamoniteiru y peña Podre de quienes nos separan la verde mortera de Salcedo


Al sur, sobre la cumbre del Champaza, peña de El Alba y cabañas de Texera a su izquierda y sobre ellas: Rueda, Ubiñas y Somiedo


Al oeste, con el sol enfrente y de ahí la escasa calidad de la toma, valle de Bermiego; embalse de Valdemurio; pico Gorrión; sierra de Caranaga y Airúa Narval


Disfruto como un enano con estas vistas abiertas entorno a mí.¡¡¡¡Cuánto las echaba de menos!!!
Bermiego a vista de pájaro


los reflejos del sol en el embalse


las impresionantes caídas desde la cumbre hacia la vertiente de cueva Solana


Me hago la foto de cumbre


y a la tarjeta de cumbres que hay en el buzón. Soy un desastre y nunca las devuelvo, así que la fotografío y la dejo en el buzón esperando que el próximo que llegue la recoja y la devuelva a sus remitentes



Mi idea era llegar al Pelitrón pero, aún sintiéndome bien, tras disfrutar de estas vistas decido dejarme caer hacia Covachos. Me seduce esa verde pradería con numerosas vacas y caballos pastando en ella. Así que comienzo a descender la ladera este aprovechando, al igual que en la subida, las numerosas terrazas herbosas existentes entre las cortantes lascas calizas

Hay "faena" aunque las vistas son inmejorables. Al frente, Gamoniteiru y peña Podre como hemos visto en la foto anterior.
A la izquierda, el Pelitrón. Pronto volveré.


a la derecha, Rueda, Ubiñas y cordillera


Desciendo disfrutando de ellas. Sin prisa. Poco a poco buscando el mejor trazado. Miro atrás y veo un coas de caliza por el que parece imposible que esté bajando tan cómodo


miro hacia adelante y cada vez está más próximo esa inmensa pradería verde, remanso de tranquilidad "vigilada" por el Gamoniteiru y peña Podre



Cuando llego a ella, me apetece echarme sobre la yerba y escuchar el sonido de la naturaleza


Es un rebosadero de tranquilidad


El paisaje, con sus covachos ( sumideros kársticos) ún cubiertos de vegetación, es espectacular destacando las cumbres calizas sobre él



en el fondo de algún covacho, podemos ver tanto algún nevero como los restos de alguna res que allí acabó su vida


Continúo mi caminar ascendiendo los pocos metros de desnivel que separan este valle de Covachos de la mortera de Salcedo dejando atrás alguna vaca disfrutando del lugar, no sé si tanto como yo o no, y las vistas del Pelitrón y la ladera rocosa que he descendido desde la cumbre del Champaza


Rodeo la pequeña elevación que separa ambos valles, por la izquierda, buscando llegar a la pista que subirá a las cabañas de Texera y desde donde encaro peña Rueda con esta bella estampa


desciendo al valle para acercarme al arroyo de la fuente de los ojos y en él encuentro estos restos de corro desde el que mirando atrás vemos al Moncuevo, cerrando el valle de Corrales y el Vallongo a la derecha


cruzo el arroyo que discurre plácidamente hacia el sumidero, a los pies de la peña El Alba,  por donde dejará la mortera antes de reaparecer en la vertiente que cae a Bermiego


y asciendo hacia la pista que sube hacia las cabañas de Texera desde donde mirando atrás hay esta hermosa vista de la mortera de Salcedo con el arroyo de la fuente de los ojos; Champaza; Pelitrón; Moncuevo y Vallongo


Animada charla con un aficionado a los vuelos de maquetas que estaba en las cabañas volando su avión y descenso al coche para dar por terminada una estupenda tarde de reencuentro con mis montañas.


En esta ocasión no dejo los tiempos orientativos, como es habitual en mis rutas,  pues siendo un reencuentro después de tantos meses de inactividad, éstos no serían válidos. Aún así decir que el tiempo empleado fué de tres horas y media.

Ésto es todo. Espero que os haya gustado y que pronto siga tanto subiendo nuevas rutas como poniendo al día las atrasadas que aún están pendientes.

Saludos.
10
Reportajes montaña / PICO JANO, "extraordinario mirador".
« Último mensaje por astur en 15 de Diciembre de 2015, 15:47:38  »
¡Por fín! le llegó la hora a uno de los ilustres en esa carpeta de "PENDIENTES" que tenemos seguramente casi todos. Estuvo durante bastante tiempo, injustamente relegado. Pocas veces, (no recuerdo ninguna) después de un recorrido corto, sin dificultad alguna y desde una altitud tan moderada, he podido disfrutar de una espectacular panorámica en todas direcciones. A destacar especialmente, la impresionante visión de los macizos Oriental y Central de los Picos de Europa.
Esta es la ruta en cuestión:












Los habituales detalles de la misma:





















Desde la localidad de Dobarganes (punto más lógico y normal para realizar esta ruta) y en compañía, como siempre, de Pedro, nos ponemos en marcha:
 











En la parte baja, había bastante neblina:



Foto de Pedro.





















Dos bonitos reflejos, en uno de los dos embalses que nos encontramos por el camino:














Foto de Pedro.










Poco a poco y por cómodos caminos, vamos ganando altura:























Aquí me pilló Pedro en plena "faena":



Foto de Pedro.









Casi sin darnos cuenta, aunque aún en la distancia, ya podemos ver el punto más alto de nuestro recorrido:












A nuestra espalda, ya tenemos unas buenas vistas montañosas, donde destaca, creo...el Coriscao.












Y al frente, un avance de lo que nos espera. La Pica del Jierru y la Morra de Lechugales...¡casi nada!
(Las magníficas condiciones de la climatología, contribuyeron a la espectacularidad de nuestras "visiones").












La ruta bien señalizada en todo el recorrido:














Foto de Pedro.









¡Buafff! El macizo central completo ante nuestros ojos. Peña Vieja destaca desafiante en el centro de la foto.












Aún tenemos que subir este repecho y se intuye la mayor dificultad de la jornada que no es precisamente el desnivel. Tenemos que pasar cerca de ese desafiante mastín que cuida fielmente ese rebaño de cabras.












Afortunadamente y ante nuestra sorpresa, los perros, (había dos) resultaron ser "noblotes" y nos dejaron pasar con unos simples ladridos de advertencia.












Aquí se puede ver el segundo de ellos camuflado entre el ganado:












Este nos siguió durante unos metros en actitud "casi" cariñosa:












Y ya a "tiro de piedra" el vértice geodésico que nos confirma que estamos a punto de llegar a la cima:













































Pedro a punto de coronar...










...y de celebrarlo con este "posado":












Yo...también:












Al fondo, la Junciana...Rasa de la Inagotable...San Carlos...etc y los ya nombrados anteriormente:












Y aquí otra vez el Central:












En cualquier dirección, las vistas son extraordinarias:












En la parte izquierda se puede apreciar la subida por los Tornos de Liordes a la zona del mismo nombre. También la "pared" a donde llega el teleférico de Fuente Dé, con la Padiorna al fondo.












Imprescindible una panorámica desde semejante mirador:



Para ver más grande, pinchar en el enlace: https://goo.gl/zn7dL6










Incluso me atrevo con un modesto vídeo, aunque la calidad no sea excesiva:

https://www.youtube.com/watch?v=H93aGW8MwQI










Y después de "alimentarnos" con tanta belleza, iniciamos el descenso.
(Bueno... y de comer unos buenos bocadillos, que fueron los que realmente nos alimentaron y nos dieron fuerzas para cerrar la bonita circular).













No puedo evitar un último vistazo atrás:












Otro de los detalles interesantes del recorrido, fue la gran cantidad de árboles de un porte realmente impresionante:





































































Foto de Pedro.



























































































































































































































El segundo de los embalses, que me permite salir de la "monográfica arbórea".












Y ya una vez de vuelta en Dobarganes, nos topamos con estos otros mastines, que al igual que los anteriores, se muestran extremadamente pacíficos:























Hasta el punto de que parecen mucho más peligrosas y agresivas estas gallinas:























Ésta debe de ser tan peligrosa, que creo está encerrada en un campo de concentración y vigilancia permanente motorizada:    ;)





Hasta la próxima.




Páginas: [1] 2 3 ... 10